sábado, 21 de octubre de 2017

RECORDANDO A RINGO



Juan Jesús de Francisco “Ringo”, el día 18 de octubre del 2017, cumplió dos años de su partida.
Por encargo de su señora viuda Escarna Luzardo, se le ofreció una misa en la que fue su capilla colegial de María Auxiliadora del Colegio de San Isidro de la Villa de La Orotava, desde los cursos 1966 – 1968 (quinto y sexto de bachillerato – alumno interno).
Allí estuvimos presentes los que estamos en la fotografía y los ausentes, con sus corazones acompañando a su querido y llorado compañero.
La promoción de bachillerato superior del mencionado colegio (1967 – 1968), nunca olvidará a Juan Jesús, puesto que su ilusión era estar presente y disfrutar las Bodas de Oro en enero del 2018.
Por eso sus compañeros y su señora viuda Encarna Luzardo, le ofrecieron este merecido homenaje antes la madre colegial; María Auxiliadora, para que sepa, esté don esté, que todos están con él en las Bodas de Oro del 2018. Te queremos y nunca te olvidaremos compañero “Ringo”, de todo corazón.
Fotografía tomada en la portada principal del colegio: De izquierda a derecha de arriba abajo; Benedicto, Pedro, Fernando, Corominas, Damián, Aníbal, Isidoro y Bruno.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

ASTROFÍSICA Y VIAJES ASTRALES



El amigo del Puerto de la Cruz; Agustín Armas Hernández., remitió entonces (20/10/2017), estas notas que tituló; “ASTROFÍSICA Y VIAJES ASTRALES”: “…A juzgar por el calificativo (astro, astrales) uno pensaría que son dos cosas afines, pero son muy desemejantes; pertenecen a dos mundos diferentes, a diversos planos de existencia.
La prensa tinerfeña nos anunció, hace ahora algunos años, que el nuevo telescopio «William Herschel», el mayor de Europa en aquel entonces, ha sido instalado en el observatorio del Roque de los Muchachos (La Palma). Detectará las radiaciones y energías cósmicas, o sea, de este mundo material o físico. Pero según los sabios el universo es triple: físico, psíquico y mental; y a estos dos últimos no llegan los telescopios ¿Puede acaso llegar el hombre? San Pablo fue arrebatado hasta el Tercer Cielo, o Cielo supremo (pues hay tres Cielos II: Corintios, XII, 2) —No supo si en el cuerpo o fuera del cuerpo-. No hay duda que fue llevado no en el cuerpo físico sino en el cuerpo astral, llamado también cuerpo sutil, o cuerpo del alma.
 ¿Quién no ha hecho viajes astrales durante el sueño? ¿Quién no se ha desdoblado alguna vez aunque sea inconscientemente? ¿Quién no ha proyectado su conciencia en algún caso fuera del cuerpo físico? Los enfermos graves tienen muchas experiencias de este tipo. Los galenos y las enfermeras oyen de los pacientes frecuentes vivencias psíquicas. Raymond Réant, un psíquico francés, afirma que viajó astralmente a la luna, donde encontró aguas y vegetales («Cómo practicar la parapsicología» —R. Réant —Barcelona— 1985). Bien sé yo que el «William Herschel», ni otros más modernos que existen en la actualidad,  podrá confirmar ni desmentir tan extrañas afirmaciones, y yo mucho menos.
 En fin, ya que la ciencia es un  poco árida echemos a volar nuestra fantasía, elevemos un tanto la conciencia, y dejemos que la mente se remonte hasta los confines del universo:
VIAJE ASTRAL
Siento sopor ¿sueño quizás?
 En espíritu  ansío volar
 Desdoblarme pues... quiero investigar
 Lejos, lejos  muy lejos quiero llegar
 ¡Qué es eso!, ¿no es mi ciudad?
 Sobre la isla deseo primero estar
 ¡Qué bonito, el Valle Orotava está!
 Me elevaré... me elevaré a otro lugar
 ¡Oh... qué -lindas las islas allá abajo están!
 Brillando a lo lejos como aurora boreal
 ¡Esperen! pues quiero llegar hasta el final
 Ven nube blanca serás mi vehículo espacial
 ¡Mira es la luna! la de mis sueños
 La de todos, la que desde la tierra miramos
 Inspiración de poetas suspiros de enamorados
 Ansiáronte los científicos y virginidad te han quitado
 ¡Qué pena! continuaré mi viaje pues...
 Desde aquí no iluminas como desde abajo
 ¡Pero... luna! ¿Por qué lloras?, No lo hagas
 Sigue tú como antes pulcra pudorosa y brillante…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

ANTONIO HERNÁNDEZ RUIZ. MUSICÓLOGO Y COMPOSITOR



Su formación nace en un entorno clásico, realizando estudios de música en la escuela de la Agrupación Musical Orotava y en el Conservatorio Superior de Música de Santa Cruz de Tenerife de diferentes instrumentos como el fiscorno, el violín y el piano. Su primera etapa como músico lo dedica a la música clásica, donde realiza numerosos conciertos por las Islas Canarias y península, como fiscorno de la Agrupación Musical Orotava. Más tarde, se
Interesa por el rock, formando parte en diferentes grupos con los que tiene sus primeras experiencias en los estudios de grabación. Es desde entonces cuando se sumerge en las nuevas tecnologías, componiendo e innovando en grupos de música experimental canarios.
En los años 90 Antonio amplia conocimientos y comienza a escribir sus propias composiciones. Vuelve a tomar sus orígenes clásicos y lo fusiona con las posibilidades de la técnica actual. Tras un intenso período de grabaciones de estudio, sale a la luz su primer trabajo en solitario, Paisaje Interior, que se estrena en 1996 en la Sala Teobaldo Power de La Orotava. Paisaje Interior (1995), recoge principalmente composiciones sinfónicas fundamentadas en la manifestación de emociones internas abocadas a la búsqueda de sonoridades nuevas, combinando con gran sutileza la instrumentación acústica. Muy cercano a la World Music o Música Instrumental Melódica. En 1997 nace Ritual Suite, una obra en donde su interés por las culturas del mundo lo sumergen en un lenguaje universal, profundizando en el folclore y en las raíces étnicas. Fue estrenada en el Puerto de La Cruz dentro del segundo Festival de Nuevas Músicas con la participación de secciones de la Agrupación Musical Orotava, Orquesta Sinfónica, coro senegalés, coro de niños, coral, percusionistas y banda. Con esta obra fue galardonado por la crítica internacional especializada en la Green Dolphin Pool For Crities and Musicians como mejor compositor internacional de nuevas músicas y el disco Ritual Suite como el sexto mejor del año. En el año 2005 presenta Secretas Galerías del Alma, su último trabajo discográfico en el que participan músicos de la talla de Mark Peters, Manuel Fernández, Sergio García, entre otros. Actualmente combina la composición con la producción musical, la creación de bandas sonoras, videoartes y documentales.
El amigo de la Villa de La Orotava; MOISÉS RAYA PÉREZ, remitió entonces (25/04/2012) estas notas: “…A Antonio le afecta la enfermedad de la genialidad frente a los editores, productores y distribuidores que no ven más allá de sus narices y/o de sus ombligos…”

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

ALFREDO KRAUS TRUJILLO (1927-1999)



Tengo dos anécdotas referente de este gran cantante de Las Palmas de Gran Canaria, la primera sucedió en la Sala de Teobaldo Power de la Orotava, había participado en un concierto del festival de música de Canarias, mi hijo el menor Enrique con siete años, ya estaba aprendiendo a tocar el oboe, con su profesor Paul Opie, este se lo llevó a la pela al camerino del tenor, para que cogiera un autógrafo, mi hijo de repente le dijo Alfredo, yo toco el oboe y mi abuelo tocaba el trombón.
La segunda anécdota me la contó mi profesor y compañero años más tarde en la docencia del IES La Orotava Manuel González Pérez, Félix Calzadilla, que estando en la milicia universitaria IPS en el campamento de los Rodeos en la Laguna, al amanecer cantaba con todo su corazón Roque Nublo, su voz prodigiosa se oía por toda la Vega de la Laguna. 
Hijo de padre austriaco, destacó desde muy joven por su voz excepcional, pero se dedicó tardíamente al canto –estudiando en Valencia, Barcelona y Milán-, luego de obtener su título como graduado en Ingeniería Industrial. Ganó el primer premio del Concurso de Canto de Ginebra de 1956 y ello le permitió obtener el papel del duque de Mantua en el Rigoletto de Verdi, con el que debutó ese año en la Opera Real de El Cairo. Fue invitado a participar en la reinauguración del Teatro de la Zarzuela, cantando el papel protagonista masculino de Doña Francisquita y en 1958 alcanzó su consagración internacional cantando el Alfredo de La Traviata junto a María Callas en el teatro San Carlos de Lisboa. A partir de allí se convirtió en el más internacional de los cantantes españoles, recorriendo prácticamente la totalidad de los escenarios líricos de Europa y América y siendo invitado a los más importantes festivales. Ha obtenido gran cantidad de premios (el Enrico Caruso de Florencia, el Tito Schipa, el Kammersänger de la opera de Viena, el Fiorino d’Oro, etc.). Estaba considerado un auténtico aristócrata del canto, por la perfección de su técnica y su dominio de los más variados estilos, siendo en el repertorio de la ópera francesa e italiana donde más destacó. Es inolvidable su interpretación del "Werther" de Massenet. Desde hacía varios años compaginaba sus actuaciones operísticas y conciertos de lieder, con las clases magistrales que impartía asiduamente. Una grave y triste enfermedad acabó con la vida de uno de los más grandes cantantes líricos de todos los tiempos.
Alfredo Kraus Trujillo nació en Las Palmas en 1927. Aunque comenzó estudios de peritaje industrial por deseo paterno, pronto se dedicó al estudio de canto con Mercedes Llopart. Debutó en el Teatro Real de El Cairo en 1956 con el papel del Duque de Mantua en el Rigoletto de Verdi. Posteriormente hizo lo propio en Turín con el rol de Alfredo Germont de La Traviata, repitiendo al año siguiente en Londres. En la temporada 1957/58 cantó en el Teatro Sao Carlo de Lisboa La Traviata con Maria Callas. Su debut en el Covent Garden de Londres se produjo en 1959, con el papel de Edgardo en Lucia di Lammermoor, uno de sus más logrados papeles. En 1960 actuó por primera vez en el Teatro  Scala de Milán, encarnado el personaje de Elvino en La Sonnambula, para seis años después debutar en el Metropolitan House de Nueva York otra vez con Rigoletto. Kraus ha sido considerado como el mejor tenor ligero de su generación, destacándose su perfección técnica, la claridad de dicción y su dominio del agudo, alcanzando el Mi bemol Los críticos han justificado la longevidad de su carrera en su cuidado repertorio que se limitó a la música que mejor se adaptaba a su voz. En 1991 se le concedió el Premio príncipe de Asturias. Ha tenido la gran virtud de que todo lo que ha cantado lo ha cantado a la perfección y con el estilo y la técnica más depurada, pero si hubiese que destacar algún personaje, nos quedamos con sus magistrales Duque de Mantua, Des Grieuxm, Werther, Nadir, Edgardo, Don Ottavio, Conde Almaviva, Alfredo, etc. Tras la muerte de su mujer en 1997, Kraus ha estado sumido en una profunda tristeza que le hizo pensar incluso en la retirada definitiva de los escenarios líricos. Pero demostrando su gran entereza y personalidad, ha seguido ofreciendo conciertos hasta que una grave enfermedad lo llevó de nuevo junto a su amada esposa.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL