sábado, 19 de agosto de 2017

LOS MIRADORES DE LAS MANSIONES DE LA VILLA DE LA OROTAVA



En una salida para distraerme de la vida de jubileta con mi nueva cámara, tomando imágenes probatorias y de entrenamientos, desde la histórica Mansión y jardines de la familia “MONTEVERDE Y ASCANIO” (actual sedes de la Sociedad LICEO DE TAORO).
Desde esa atalaya en la que está ubicada la mencionada mansión, a la distancia realizo una toma de unos extraordinarios miradores que se conservan en la última planta de edificios orotavenses históricos. Que misión realizaban estos miradores en la Villa de La Orotava.
Mirando la hemeroteca, concretamente El Día – La Prensa referente al domingo 9 de agosto del 2015. El amigo del Puerto de la Cruz; MELCHOR HERNÁNDEZ CASTILLA: “…la palabra “mirador” posee, según el diccionario de la Real Academia Española, tres acepciones: a) corredor, galería, pabellón o terrado para explayar la vista; b) balcón cerrado de cristales o persianas y cubierto con un tejadillo; c) lugar bien situado para contemplar un paisaje o acontecimiento. De alguna manera, estos tres significados se encuentran, en distinto grado, en los distintos miradores de las casas en el Puerto de la Cruz.
Los miradores nacen en la ciudad turística, en general, para divisar los barcos que se acercan con sus mercancías, sobre todo a partir de la destrucción del puerto de Garachico, en 1706, por la erupción volcánica: “Algunos vecinos del puerto arruinado pasaron a ser moradores del nuestro (Puerto de la Cruz), con especialidad los ejercitados en el comercio y marinería, aumentando el número de habitantes de uno y otro gremio que aquí había” (1). El incremento del tráfico portuario en el Puerto de la Cruz del Valle de Taoro (“llave de la Isla”)…”
Me pregunto tenían la misma misión los miradores de la Villa de La Orotava, de lo expuesto por el amigo Melchor Hernández Castilla en el Puerto de la Cruz, no lo sé, ya que están mucho Más alejados de la mar, pero desde ellos y en la Villa de La Orotava, también se ve el mar, más distantes.  
O supuestamente, se usaban como indica el diccionario de la Real Academia Española, en los apartados a y c, en los que dicen; ¡corredor, galería, pabellón o terrado para explayar la vista!, ¡lugar bien situado para contemplar un paisaje o acontecimiento¡.
Lo importante que las excelentes y vistosas fotografías de esos maravillosos ejemplares, dan mucho que desear.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

MANSIÓN “ASCANIO Y MONTEVERDE”, ACTUAL SEDE DE LA SOCIEDAD LICEO TAORO.



Un día esplendido soleado y estival, tomo con mi nueva cámara, la Mansión de la Villa de La Orotava y sus alrededores, conocida por la Mansión de “ASCANIO Y MONTEVERDE”, ubicada en ella actualmente la Sociedad de LICEO TAORO.
Construida por el matrimonio orotavense; don Tomás Ascanio y Méndez de Lugo y doña Catalina Monteverde de Lugo.
Según proyecto referente al año 1925, y concluida la fabrica e inaugurada en el año 1929.
En el año 1975 es adquirida por la Sociedad Cultural de La Villa de La Orotava “Liceo de Taoro”, fundada en el año 1855, siendo presidente de la misma; don Luis González Acebal.
Compuesta por la Mansión de tres cuerpo con un patio central y sus jardines.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

UNA FOTO PARA LA HISTORIA



Una fotografía que representa la historia del Valle de La Orotava, en el año 1977, tiempos de la transición española, antes las primeras elecciones democráticas generales que se celebraron en España después de la caída de la II Republica.
La foto habla por sí misma. El entonces Capitán General de Canarias, Jefe del Mando unificado, acompañado por los entonces alcaldes de la Villa de La Orotava y del Puerto de la Cruz; don Juan Antonio Jiménez González y don Antonio Castro.
Lo curioso de la panorámica es la presencia en la misma del alcalde que fue del Puerto de la Cruz, entonces concejal de la Corporación portuense don Marco Brito, localizado a la derecha del segundo plano, tapando al entonces alcalde de La Villa de Los Realejos Señor Toste.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

PISCINA MARTIÁNEZ (II)



Desaparecida e inolvidable Piscina Martiánez del Puerto de la Cruz que daba un frente maravillosos de cara al mar, en la década de los años cincuenta. En ese recinto disfruté en mi infancia y primera juventud.
La utilizaron los nadadores tinerfeños Paco Calamita y el portuense Fermín Rodríguez para su preparación. Se hacían bailes, muchos encontraron su primer amor y su noviazgo en ese encantador lugar.
Lugar surrealista de cara al mar, hoy totalmente destrozado a cal y canto, retroceso total, ni los bancos de piedras molineras exportado de la ciudad Gran Canaria de Aruca están (en la Villa de La Orotava quedan algunos de ellos en la Plaza de La Constitución, o de La Alameda o del Kiosco de la Música), como vemos a la turista con su sombrerito chino disfrutando de su encanto en las terrazas de Martiánez.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

PRIMER EQUIPO DE BALONCESTO DE LA VILLA DE LA OROTAVA



En estas dos fotografías de finales de la década de los años cuarenta del siglo XX, corresponden al que fue el equipo pionero de La Villa de La Orotava en el baloncesto. El Club de Baloncesto Orotava, vestía totalmente de negro con un fajín color blanco en la camiseta.
Jugó en la inolvidable y desaparecida Cancha de Baloncesto que se conocía por “El Campo de Tenis”, ubicada en la Torrita, vieja carretera hacía la Cruz Santa, cruce de subida a Las Cañadas del Teide, lugar que se le llamó “El Gurugú”. Territorio propiedad del doctor orotavense don Miguel Rodríguez Vivas.
Perteneció a la primera categoría y máxima del baloncesto tinerfeño, enfrentándose a los clásicos; Juventud Laguna, Herman Imperio, Náutico, Price, Campestre, Canarias etc.….
Fundado y entrenado por el recordado don Diego Negrín que fue el primero que introdujo el deporte del cesto en la Villa. El equipo lo componían; Hermanos Juan y Carlos Acosta Rivero, Deogracias Álamo, Chuchín Quintero, Juanito Lechado, Alfonso Machado etc.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL