jueves, 10 de agosto de 2017

LA SILLA VICTORIANA



Fotografía de la izquierda, Silla Victoriana, fabricada en el taller del ebanista de La Villa de La Orotava; CÁNDIDO LEÓN CABRERA.
La de la derecha, tomada con mi cámara digital, en el viaje que realicé a Inglaterra en el Verano del 2013.
En la visita al Condado de Yorkshire, en el territorio de Fountains Abbey, abadía fundada por la orden benedictina en el año 1132.

La Villa de la Orotava es tierra de carpintero, es tierra de ebanistas, es tierra de grande artistas y es tierra de grandes dibujantes.  En la Villa Arriba llegaron a pernoctar durante muchísimos años, carpinterías que en realidad eran escuelas de futuros maestros de carpinteros. Se elaboraron muchas plantillas para la construcción de muebles, pero me llama la atención la silla que se bautizó con el nombre de Victoriana, que usaban los viejos merenderos como; La Vieja de Santa Úrsula o Las Dominicas en la villa de Abajo, María La Policía y La Baronesa en la Villa Arriba, y en Casa de Esperanza o su hijo Juan “El del Sombrero” en la Cuesta de la Villa.
Según nos cuentas los estudiosos de esta inolvidable silla, tiene sus orígenes en el siglo XVIII, y es con toda probabilidad un sub titulo del estilo anglosajón  “chippendales”,  o que le caracterizó en su trayectoria histórica como una silla para la clase menos pudiente.
Se trata de una silla sencilla muy usual en las viviendas de los ALTOS DE LA OROTAVA, pues su materia prima salía de vuestros montes (en la actualidad totalmente prohibidos los cortes y utilización), del inolvidable castaño.
Me cuentan los antiguos ebanistas de la Villa, como; Manuel, Reyes, José Antonio, Leonardo Ruiz, Juan Pedro Escobar, Cándido León (propietario de la silla en la fotografía) Adolfo Padrón e incluso mis compañeros de docencia de la familia madera del IES la Orotava Manuel González Pérez del Barrio de San Antonio, que en la actualidad fabrican por encargo con madera  exportada, vitacola, cedro, caoba y pino.
El cedro y la caoba son maderas nobles que son fáciles de trabajar con herramientas manuales para darles buen acabado y pulido. Te permiten realizar distintas técnicas de fabricación de muebles y, además, una ventaja es que no se pican fácilmente y son muy duraderas.
En el Instituto que la hacen a escala reducidas como adornos para el aprendizaje. Utilizándose herramientas cómo la cornamusa, el serrote, formones, cepillos, etc.
La característica principal   de esta inolvidable silla es la lira de la música que se coloca en el espaldar de la misma, el motivo lo desconozco, pero que proceda del escudo musical quizá esté muy distanciado.

BRUNO JUAN ÁLVAREZ ABRÉU
PROFESOR MERCANTIL

No hay comentarios:

Publicar un comentario